Un edificio del IVIMA en Fuenlabrada permanece dos días sin agua y sin luz en la comunidad por impagos

La situación se agravó esta semana cuando les cortaron la luz de la comunidad y se quedaron sin ascensor y sin agua por no poder pagar una factura de luz de 800 euros. Los vecinos creen que el alto importe se debe a que tres viviendas podrían tener enganchada la luz a la toma de la comunidad y piden una solución. Varios vecinos del edificio, situado en la calle Dolores Ibárruri, en el barrio fuenlabreño de Loranca, han denunciado que la mayoría de los residentes no abonan la comunidad y que sólo las siete familias, que hace años compraron los pisos, están asumiendo el gasto. Según asegura, Alicia, una de las vecinas, cuando ha habido impagos de la comunidad, era el IVIMA el que se ocupaba de abonar la cantidad correspondiente, algo que no ocurre desde hace unos dos años. La situación se agravó hace dos días cuando la compañía eléctrica les cortó la luz en la escalera, dejando al edificio sin ascensor y sin el funcionamiento de la bomba eléctrica que impulsa el agua a los pisos. El corte de luz se produjo, según asegura Carmen, otra de las vecinas, por el impago de un recibo de luz de unos 800 euros. Los vecinos creen que hay tres casas que tienen su consumo de luz enganchado al de la comunidad. Es un importante problema para el que piden solución al IVIMA, al igual que para otras cosas pendientes, según indica Alicia. Ante esta situación, responsables del IVIMA se han reunido con el presidente de la Comunidad para indicarles que en breve se abonará una de las cantidades pendientes, unos 5.000 euros, para cubrir las cuotas mensuales. “La única explicación que nos dan cuando les contamos la situación es que cómo hemos permitido que esto llegue tan lejos”, dice Carmen. De momento, han llegado a un acuerdo con Iberdrola para que puedan pagar en plazos y les restituyan la luz, como así ocurrió ayer miércoles. No obstante, algunos de los vecinos piden que se tomen medidas con el problema de la luz y que se asuman otros arreglos como el segundo ascensor o las luces de emergencia.