Preguntas y respuestas

Ante la invasión del propietario de un bajo con sus enredaderas a la terraza del primero, el Presidente me pregunta que ¿según la normativa, que distancia debe mantener desde las plantas a su terraza? .- Sobre la distancia de las plantaciones, el artículo 591 del Código Civil dispone que la distancia autorizada será aquella que establezcan las ordenanzas o la costumbre del lugar, y en su defecto, a la de 2 metros de la línea divisoria de las heredades si la plantación se hace de árboles altos, y a la de 50 centímetros si la plantación es de arbustos o árboles bajos. Todo propietario tiene derecho a pedir que se arranquen los árboles que en adelante se plantaren a menor distancia de su heredad. Si el problema es la altura y le causa molestias al vecino o le priva de su derecho de luces , sería aplicable el artículo 592, que prescribe que “Si las ramas de algunos árboles se extendieren sobre una heredad, jardines o patios vecinos, tendrá el dueño de éstos derecho a reclamar que se corten en cuanto se extiendan sobre su propiedad, y si fueren las raíces de los árboles vecinos las que se extendiesen en suelo de otro, el dueño del suelo en que se introduzcan podrá cortarlas por sí mismo dentro de su heredad. Aunque el Código Civil regule la distancia, le da prioridad a la normativa municipal si existiera, por lo que sería conveniente que el vecino acudiera al Ayuntamiento para que le indiquen si existe regulación al respecto. Un señor abrió un hueco en el patio de luces de la Comunidad y puso una puerta que le da acceso a su patio particular, sometida la modificación ayer a votación en Junta Ordinaria y presentada esta como punto del orden del día, todos los presentes accedieron a la modificación menos el Presidente. Pregunta el Presidente si ¿solo con su voto es válido para obligarle a retornar el muro a su estado actual? .- Respecto a la apertura de hueco en el patio de luces. El artículo 7 de la LPH dispone que el propietario de cada piso o local solo podrá realizar obras en su propiedad, pero en el resto del inmueble no podrá realizar alteración alguna. Por otro lado el artículo 17.5 de la LPH dispone que los acuerdos que impliquen la aprobación o modificación de las reglas contenidas en el título constitutivo de la propiedad horizontal o en los estatutos de la comunidad, requerirán para su validez la unanimidad del total de los propietarios que , a su vez representen el total de las cuotas de participación. Por lo tanto si el acuerdo modifica el título constitutivo o los estatutos de la comunidad y el presidente ha votado en contra, al no existir la unanimidad exigida el resultado es que no puede darse por validad la modificación realizada, pudiendo exigir al vecino que reponga lo realizado a su estado original. ¡¡Ojo!! Esta exigencia ha ser recogida expresamente en el acta.